Factores ambientales que afectan al envejecimiento de la piel

comparacion-joven-vieja_144962-5617

Se suele decir que la cara es el espejo del alma, y si lo llevamos al ámbito de la dermofarmacia, solemos decir que la piel es el espejo de nuestra vida y el reflejo de nuestros hábitos de vida.

Hablamos del exposoma de la piele identificamos hasta 7 factores externos que presentan una relación directa con el envejecimiento de nuestra piel y en los que vamos a profundizar.

El primer factor externo son las radiaciones solares: los rayos ultravioleta, los IR y la luz visible. Protegerse de manera adecuada y de forma integral es fundamental para alargar la vida saludable de nuestra piel, para lo cual es recomendable utilizar una fotoprotección avanzada, tópica y oral que proteja y repare el daño de estas radiaciones en nuestra piel.

El tabaco es otro de los factores externos que podemos modificar. Las partículas toxicas del humo del tabaco hacen que nuestra piel pierda luminosidad, adquiera un tono irregular y deteriore la formación de fibroblastos, que son aquellas células encargadas de producir el colágeno y la elastina de nuestra piel.

En tercer lugar tenemos la contaminación: los efectos de la polución y los contaminantes del aire son bien conocidos en nuestra salud. Una mayor exposición de nuestra piel a mayores niveles de ozono y de dióxido de nitrógeno envejece nuestra piel. Una recomendación seria utilizar cosméticos antioxidantes y antipolución. Que ayuden a neutralizar los RL y mantener una piel luminosa y uniforme.

La temperatura y los extremos de calor y frío, tienen también impacto sobre el envejecimiento de nuestra piel. Las altas temperaturas pueden favorecer la inflamación y la formación de pequeñas varices o arañas vasculares en nuestra piel.

La nutrición es otro de los factores a tener en cuenta. Losestudios apuntan que el abuso de alcohol, de alimentos grasos (como la mantequilla) o de azúcar, pueden estar detrás de la formación de un 30% de las arrugas de nuestra piel. Es recomendable seguir una dieta variada y rica en antioxidantes.

Y, por último, tanto el estrés o la falta de sueño, impactan negativamente sobre la piel. Situaciones que hacen que disminuya nuestro sistema inmunitario y se deteriore la función protectora de nuestra piel. Dentro de tus posibilidades, intenta reducir al máximo tu nivel de estrés y recuerda que es recomendable dormir 8h al día y mantener y seguir unos hábitos de vida saludable: es fundamental para minimizar los efectos de los contaminantes ambientales en nuestra piel.

Fuente: revista El Farmacéutico

 

¿Por qué todo el mundo habla del ácido hialurónico...
¡Cuidado con el colesterol!

Artículos relacionados

 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Sé el primero en enviar un comentario.
Invitado
Sábado, 12 Junio 2021

Al aceptar, accederá a un servicio proporcionado por un tercero externo a https://farmaciaenmirasierra.es/